lunes, agosto 22, 2005

Desdicha de Amor Eterno (un poema)

Un pacto falso que he hecho con un Dios en el que digo no creer

Tú eres la causa de un cambio profundo

Tú la belleza nueva que ilumina los días de mi vida

Tú la de hermosas hebras que mis sueños atacan de noche

O desdicha, o dolor

¿Es acaso este sueño posible?

¿Es acaso mi anhelo verdad?

Dime tú, Dios de los cristianos

Dime tú, ser desconocido

Habla conmigo como yo lo he hecho contigo

Expresa con palabras tu conocimiento divino

Quítame esta estaca que ella me ha clavado

¡Déjame respirar!

O benevolente ser

No juegues mas con esta alma en pena que ruega respuesta

Di la verdad y dale sentido a la existencia de este pobre cualquiera

Dale razón a mi cambio, te lo ruego

No me dejes en este oscuro rincón

Déjame salir de este mar de incertidumbre que me ahoga

¡Déjame respirar!

Dime entonces tú, enemigo de lucifer, la verdad

Y sácame ya de esta cárcel a la que me he confinado

Su amor es mi delirio

Tenerla es mi locura

Una utopía a la que me he acostumbrado

Un sueño del que no quiero despertar

Dame vida tú, musa de mi existencia

Cambia con una sola palabra el destino de este ser

Dota a mi sueño de la realidad que anhelo

Dale vida a ese sueño

Dale amor a este pobre de cariño

Dale sentido a la existencia de este hombre

No hay comentarios: