jueves, enero 12, 2006

¿De donde venimos?

Donde esta el punto de origen que ha preocupado a tantos hombres a lo largo de la historia. La pregunta existencial “¿de donde venimos?” ha tratado de ser respondida por muchos, pero ninguna de las respuestas dadas goza de total credibilidad, siempre parece haber algún punto que causa cierta incertidumbre dentro de las muchas veces extensas teorías.

Platón planteó la preexistencia en un mundo al que se le conoce como “El mundo de las ideas”. Según este autor, todo lo que se conoce y lo que se desconoce reposa en estado de total perfección en una especie de paraíso eterno y preexistente. De dicho paraíso parten las ideas hacia la existencia terrenal y en este plano solo es posible conocer la verdad a través de la razón humana, la cual es capaz de recordar lo observado en aquel mundo perfecto.

El gran discípulo de platón, Aristóteles, plantea la que se conoce como “teoría del primer motor”. Él propone la existencia de una fuerza divina a la cual le adjudica la responsabilidad de la creación.

Luego, por supuesto, y saliéndonos del plano filosófico para entrar en el científico, está Darwin. Éste plantea la conocida teoría de la evolución según la cual las especies han pasado por un proceso de transformación.

Me inclino por el plano filosófico y le doy la razón a Aristóteles. Creo, sin duda, en la existencia de algo superior al hombre; creo en algo, más allá de mi completo entendimiento, capaz de impulsar el proceso de la creación. No creo que el hombre sea un descendiente directo del mono. Mi razón no es capaz de comprender el hecho de que ciertos “monos” hayan mutado hasta convertirse en hombres mientras que otros se hayan estancado en ese primer estado.

1 comentario:

DINOBAT dijo...

Creados por un ser superior que no se mete en nuestras vidas torcidas....