martes, enero 17, 2006

Los Sueños

He pensado, más de una vez, en la disparatada teoría de que nuestras vidas no son más que un sueño, en la idea de que en realidad estamos soñando y nuestra muerte representa el despertar de la verdadera vida, y no me refiero a la vida divina, me refiero a una vida carnal, exactamente igual a la que supuestamente estamos soñando

En el sueño no somos materia, los sueños son una creación de nuestra parte inconciente, siguiendo la línea freudiana, son una manifestación que permanece en nuestra psique y que, por ninguna razón, comprende un estado material de las cosas. Al no poseer la existencia como materia, sino como entes abstractos, nos es imposible percibir sensación alguna, debido a que las sensaciones parten de los mecanismos corporales a los que adjudicamos la tarea de sentir (los ojos, la lengua, los dedos…). Si estamos desprovistos de existencia material, queda claro que estamos desprovistos de sensaciones. Este acontecimiento es el que da pie al afamado cliché de pellizcarse para saber si se está soñando o no, de estar soñando, no se sentirá el pellizco, puesto a que el mecanismo que nos permite captar las sensaciones no existe en el sueño.

La realidad material es palpable, tiene sabor, es visible, tiene olor y sonido. Ésta es muy distinguible del simple sueño.

3 comentarios:

bita dijo...

entonces el que es indiferente y apático está soñando

creo

Juancho dijo...

No entiendo tu punto, bita.

bita dijo...

y sí... no hace falta que se entienda. pero lo que dije es una alusión al último párrafo.