jueves, febrero 16, 2006

Saber y creer

La influencia elevada de los cuerpos religiosos monoteístas ha ocasionado la disolución de la línea que separa el saber del creer. Existen diferencias sustanciales entre ambas capacidades humanas y éstas son claramente identificables si se hace un pequeño ejercicio de abstracción y se olvida por un momento el credo religioso del que se es partícipe.

El saber esta directamente relacionado al conocer. Al saber se posee conocimiento concreto del objeto al que ese saber está supeditado. Por esto solo se puede saber sobre aquello con lo que estamos en contacto y, por tanto, tenemos la capacidad de comprender.

El creer comprende un concepto en el que la razón no se hace necesaria. Creer no implica conocer y por este medio se le permite al ser humano el ejercicio del credo sin necesidad de entender lo que él implica. No se debe estar en contacto con lo que indica una creencia para tener la capacidad de creer en ella.

Ambas actividades están definidas y separadas. La unión de ambas en un solo concepto es imposible pero, ante los ojos del ignorante, dicha unión puede ser usada como mecanismo de control.

1 comentario:

Patricia dijo...

creer, saber y conocer... llevó no sé cuánto buscando información al respecto entre mis libros, en la internet, y nada, nada claro..
qué alguien me ayude!!!

entonces encontré tu blog, y emhhh me preguntaba si se puede creer en el conocimiento; o conocer las creencias... en fin, saludos hasta Venezuela!!!

Y seguiré buscando información, si tienes algo de biografía o links, pues pasa no? jehehk

Es en serio :)