sábado, noviembre 11, 2006

Tomar

La borrachera deja sus resacas emocionales cada vez que la invoco. Me siento deprimido por lo que hice bajo efectos del alcohol. Por más que intento justificarme la responsabilidad es mía, nadie me obligó a tomar, fue un acto de libre elección en el que no tuve en cuenta las posibles consecuencias.
Es horrible sentirse deprimido pero siento que dañé algo muy bonito, una amistad de algunos años que significa mucho para mí. Me va a dar mucha tristeza si todo se termina, pero yo guié el camino y ya nada puedo hacer, pasará lo que tenga que pasar y debo aceptarlo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

la decision de tomar fue tuya, la borrachera tambien tuya, las decisiones que tomas bajo influencia del alcohol no... lo que vale es disculparse cuando vales mas de un medio...